Make your own free website on Tripod.com
cine_bdsm
Home
Belle de jour
Átame
La pianista
Audition
Saló o los 120 días de Sodoma
Último tango en París
El Imperio de los sentidos
Intimidad
Contact Me
Átame

atame.jpg

Género:
Drama

Nacionalidad:
España

Director:
Pedro Almodóvar

Actores:
Victoria Abril
Antonio Banderas
Loles León
Julieta Serrano
María Barranco
Rossy de Palma
Francisco Rabal

Productor:
Enrique Posner

Guión:
Pedro Almodóvar
Yuyi Beringola

Fotografía:
José Luis Alcaine

Música:
Ennio Morricone

Sinopsis:
El joven Ricki es huérfano desde los tres años y toda su vida la ha pasado en diferentes instituciones sociales y reformatorios. Por su parte, Marina es una mujer que ha tenido problemas con las drogas y trabaja como actriz en películas pornográficas y de terror. Fascinado por ella, Ricki la rapta, dispuesto a hacer todo lo posible para que Marina corresponda a su amor. La animadversión inicial de la mujer, y sus vanos intentos de huir, van dejando paso a una progresiva hermandad entre ambos, finalmente convertida en auténtico amor.

almodovar.jpg

 


La primera línea de "¡Atame!" la escribí mientras rodaba mi anterior la película, "Mujeres al borde de un ataque de nervios". Como el decorado del penthouse de Pepa, la protagonista, nos salió carísimo, yo intentaba amortizarlo para hacer algo mas. Una dobladora quizá pudiera permitírselo, pero para una pequeña compañía como el Deseo S.A cuyo único capital en aquel momento eran las ideas y el entusiasmo que las mismas provocan, suponía un lujo excesivo.

Le dije a Tinín, mi hermano y productor:
-Quiero hacer una película en plan Corman, que transcurra todo en el decorado de Pepa, así podremos amortizarlo.-
-Pues venga- me respondió.

A mi hermano y a mi siempre nos han gustado los subproductos. Agustín está loco por hacer una película de carcel de mujeres, con chicas de todas las razas, víctimas de todo tipo de desviaciones en la linea de "Caged Heat" de Jonathan Denme, olas películas que hizo Linda Blair cuando se desarrollo físicamente. Una buena ración de carne, grandes dosis de humor y poco dinero, claro.

En cuanto a mi, los problemas económicos siempre han estimulado mi capacidad creativa. La perspectiva de hacer casi dos películas por el precio de una me atraía mucho, pero esa no era la única razón. Me encanta rodar en estudio porque me encanta mentir con un decorado ( en el caso de una comedia, tipo "Mujeres", forma parte de las reglas del género) pero también me fascina que los decorados se representen a si mismos, que lo falso represente la falsedad, que un estudio represente un estudio y que una pared este sostenida por riostras. Esa es la parte teatral que toda película lleva dentro y que yo siempre tiendo a desvelar. La fisiología del lenguaje. La autenticidad del sacrificio. No hay nada más autentico que el sacrificio. No hay mas autentico que el artificio desnudo.

Por todas estas razones y la necesidad de serle infiel a "Mujeres..."mientras rodaba, en un fin de semana escribí el argumneto de otra película que ocurriera en el estudio done rodábamos, con los mismos actores interpretando otros papeles y donde no importara que se vieran los focos, las plantas de plástico de la terraza de Pepa, las espaldas de los panós, la carpintería y ese circo indescriptible que supone la representación de una ciudad dentro de un espacio cerrado. También utilizaría los pasillos de estudio y los váteres.

La escaleta que escribí era más o menos así:

"Un fin de semana tres psicópatas se fugan de una cárcel de máxima seguridad y se refugian casualmente en un estudio donde están rodando el final de una película de terror de serie Z, copia de muchas otras, sucedáneo de sucedáneos. Escondidos entre forillos los psicópatas oyen comentarios de que la película se está terminando y deciden refugiarse allí durante ese fin de semana, el estudio es el último lugar donde les buscará la policía. Además les gusta el decorado de la protagonista, aunque sea falso se parece más a una casa que a la cárcel donde viven.

El director del sucedáneo da por buena la última toma y todo el equipo se dispersa entre besos y risas.

Los psicópatas pueden disfrutar de la soledad de su refugio, pero dos horas despues empieza a aperecer gente, los psicópatas no sabían que el equipo celebraría la fiesta de fin de rodaje allí mismo. Disponen del tiempo justo para esconderse en el lavabo de las chicas. Sin otro alternativa que la de esperar que la fiesta se termine y el equipo se vaya a dormir a sus casas. Otra solucion sería que se fueran ellos, pero por extraño que parezca esta solución no les convence.

Si los psicópatas no quieren irse, tampoco los del equipo parecen tener prisa, entre el alcohol y las drogas la gente se va calentando. Algunas chicas que entran al baño descubren a los fugados, los cuales, no sabiendo que hacer, las violan y ante semejante trato ellas piensan que son invitados. El tiempo pasa, el círculo cada vez es más estrecho, los tres psicópatas se sienten acorralados y en un momento de tensión reaccionan violentamente y raptan a todos los miembros de la fiesta. Piden un gran rescate a sus familias y al Ministerio de Cultura pero para su sorpresa nadie responde. En España a nadie le importa la suerte de un equipo cinematográfico, etc.,etc. Uno de los psicópatas, el más atractivo, se enamora de la protagonista, también bastante mona, y ella le corresponde. Esta repentina pasión acaba precipitando las cosas de un modo imprevisto y lleno de ritmo"

Este era el primer argumento, no podía ser mas clásico y se acomodaba perfectamente a la condición de localizacion única. Para que no resultara aburrido ni claustrofóbico pensaba aderezarlo con mucho morbo y muchas intrigas. El espectador no echaría de menos preciosos amaneceres, ni cataratas, ni exteriores bucólicos.la cosa iba de experimento-divertimento, con referencias descaradas a "Horas desesperadas" de Wylliam Wyler y "El Angel Exterminador" de Buñuel. Pero no tuve la oportunidad de comprobar mi capacidada de improvisación, el rodaje de "Mujeres.." se complicó más de lo previsto y ya era bastante milagroso llegar vivo al final.

Estrenamos la pelicula, me deviví en la promoción y mese más tarde me encontré por casualidad con unos enloquecidos foliios que había escrito durante el rodaje. Una vez desmontado el decorado, el argumento no tenía razón de ser pero había algo que todavía me excitaba de aquello. Me puse a la máquina y salió "¡Atame!".